lunes, 7 de septiembre de 2009

¿Quién quiere ser Diputado?





Con la discusión de la reforma fiscal a flor de piel, en diferentes medios de comunicación han comenzado a relucir fuertes cuestionamientos sobre el papel que tendrá la Cámara de Diputados. De esta nueva legislatura se esperan muchas cosas pero la principal es que puedan generar una reforma económica que no sea la posible sino la que el país necesita. Al respecto, gran parte del trabajo de un legislador es (como su raíz grecolatina “legislare” indica) crear leyes. Para ello se realiza un proceso que en inicio requiere la presentación de una iniciativa que puede presentar el ejecutivo federal, los diputados, senadores, los grupos parlamentarios y los congresos de los estados. Desafortunadamente, al analizar los datos de la asamblea pasada (Asamblea LX para los años de 2006-2009) se observa que de las 2853 iniciativas presentadas, la mayoría quedan pendientes, es decir, son archivadas para su posterior discusión (Gráfica 1).


Para profundizar esta información por partido político en la Gráfica 2 se construye un “semáforo” de las iniciativas donde el color rojo indica las iniciativas rechazadas (para la información ver aquí), el amarillo las que se encuentran pendientes y con el color verde las que son aprobadas. en que nota que el partido que más presentó es el PRI (657) seguido por el PRD (650) y en tercer lugar el PAN (600). De los partidos pequeños el más iniciativas presenta es el PVEM (203). De las iniciativas presentadas un alto porcentaje, 81.85% (532 iniciativas) quedan pendientes para el PRD, 72.75% (478) para el PRI y 70.33% (422) para el PAN. Sorprende que el 86.54% (45) de las iniciativas del partido Alternativa Social Demócrata y Campesina hayan quedado pendientes.


En términos monetarios, el presupuesto total de enero a diciembre de 2009 para la Cámara de Diputados fue de alrededor de $5,320,750,596 (ver acá) con lo cual cada iniciativa tomando el dato para el tercer año de la legislatura (991) costó alrededor de $5,369,072.25 ($5,320,750,596/991). Incluso si se tomara el presupuesto de 2009 como el presupuesto para los tres años y se calcula cuanto costó cada una de las 2853 iniciativas ($5,320,750,596/2853), el valor de cada una de ellas es de $1,864,966.91. Considerando que en total se dejaron pendientes 2039 iniciativas y que no queda muy claro cual va ser su destino (es decir si van a ser discutidas, aprobadas o rechazadas en la nueva legislatura, la LXI) entonces hay entre $3,802,667,530.75 (si se toma $5,320,750,596/2853) y $10,947,538,310.03 (si se toma $5,320,750,596/991) de pesos “volando”.

Sin embargo cada diputado si pudo cobrar su salario e independientemente del partido del que forma parte recibió mensualmente $77,745.00 como dieta (salario), $45,786 para asistencia legislativa y $28,772 atención ciudadana (ver acá). Realizando la suma de estos montos asignados, cada diputado contó al mes con $152,303 lo cual por 12 meses suma un total de $913,818,000. ¿Quién quiere ser diputado?

No hay comentarios: