lunes, 21 de septiembre de 2009

El Impacto del nuevo Impuesto sobre la Desigualdad del Ingreso y la Pobreza



Este jueves 17 de Septiembre investigadores del CIIE - UPAEP presentaron la conferencia: “Impacto de las Reformas Fiscales sobre la Desigualdad y la Pobreza en México”. En dicho evento, se presentó un modelo estadístico para estimar los costos y beneficios sociales que generarían diferentes disposiciones fiscales orientadas a gravar el consumo. El análisis realizado se compone de la evaluación de diferentes escenarios. Por ejemplo, en un escenario se estudian los efectos de no contar con programas de transferencias (OPORTUNIDADES, Setenta y Más, PRONABES, etc); en otro, se estudia el impacto sobre la desigualdad y la pobreza de un IVA al 15% en Alimentos. También se incluye un escenario para medicinas con IVA al 15% y finalmente se analizó la denominada Contribución para el Combate a la Pobreza (CCP).

Las principales conclusiones son las siguientes:

1) Desde el sexenio de Ernesto Zedillo se han privilegiado los impuestos al consumo sobre los impuestos al ingreso. En 1994 se pasó de un IVA del 10% al 15% y esta reforma pasó rápidamente por el Congreso de mayoría priísta. Para el año 2000 el presidente Vicente Fox buscó introducir un IVA en medicinas y alimentos pero la medida no logró ser aprobada en el Congreso. Finalmente el presidente Felipe Calderón busca con el CCP gravar el consumo al 2% incluyendo un cobro generalizado a la enajenación (venta), uso temporal (renta), importación y prestación de servicios.

2) Las consecuencias políticas para Ernesto Zedillo y para Vicente Fox de proponer impuestos al consumo fue la pérdida del Congreso en las elecciones intermedias de su sexenio. El escenario que enfrenta Felipe Calderón es diferente al de sus antecesores ya que la reforma se está planteando a mitad del período y no a inicios. Adicionalmente Felipe Calderón se enfrenta a un Congreso en el cual no cuenta con mayoría.

3) La política social actual del gobierno (Oportunidades, Procampo, Sesenta y Más, entre otros) evita que la pobreza y la desigualdad aumenten significativamente.

4) La introducción del IVA al 15% en alimentos tendría un impacto negativo y magnitud considerable en la desigualdad del ingreso en México. Los únicos países que se encontrarían peor que México en términos de desigualdad serían Namibia, Sudáfrica, Lesotho, Botswana, Sierra Leona, Bolivia, Haití, Paraguay, Brasil, Bosnia y Herzegovina y Panamá.

5) Sin embargo, la recaudación de IVA al 15% en alimentos representaría casi dos veces lo que actualmente se gasta en programas sociales.

6) Implementar un IVA de 15% en medicinas, con y sin subsidio, no impacta significativamente en la generación de recursos para el país, sin embargo, tampoco incrementa la desigualdad ni la pobreza.

7) El cobro del IVA al 15% alimentos pero con subsidio, generaría un impacto negativo en la desigualdad y se obtendrían menos recursos (cerca del 86% de lo que se obtiene en el escenario sin subsidio).

8) La principal conclusión en relación al nuevo impuesto que propone el ejecutivo federal (el CCP) es que este impuesto si tendría un impacto negativo tanto en el número de pobres (4 millones de personas se convierten en nuevos pobres), como en la desigualdad en la distribución del ingreso (el indice Gini pasaría de 0.50 a 0.51). El efecto en términos de pobreza y desigualdad sin embargo, es menor que en el escenario consistente en aplicar un IVA al 15% en alimentos.

Para mayor detalle de la información, el análisis, la metodología y los ejercicios estadísticos evaluados, el CIIE pone a disposición del público el Quinto Número del Boletín Económico.

1 comentario:

Hapi dijo...

hello... hapi blogging... have a nice day! just visiting here....