viernes, 1 de junio de 2012

Una interpretación del atípico resultado de la encuesta de Grupo Reforma




El periódico Reforma ha presentado una encuesta que en opinión de Ricardo De la Peña, (responsable de la encuesta GEA-ISA patrocinada por Milenio) es un outlier. En términos estadísticos un outlier (también llamado dato aberrante) constituye una observación muy lejana de la media de un conjunto de datos (ya sea un valor positivo muy alto o un valor positivo muy bajo). La justificación de esta afirmación por parte de De la Peña, parte del supuesto que las demás encuestas reportan el dato más cercano a la media. 

Retomando la información que ADN político publica en su página, podemos ver que la encuesta de Grupo Reforma, tiene dos diferencias importantes en relación a las otras encuestas. En primer lugar, la tasa de rechazo es mucho más baja; en segundo lugar, la tasa de no respuesta es mucho más alta. El primer dato es muy importante y constituye el quid del asunto. Se interpreta como la cantidad de mexicanos que deciden no contestar la encuesta de las casas encuestadoras. Algo así como la "aprobación" que el encuestado tiene en relación a quien le aplica la encuesta. 

De esta forma, vemos que de cada 10 posibles entrevistados, la encuesta de Grupo Reforma no logra concretarse en 2.1 ocasiones, mientras que las otras encuestas no se logran en 6 ocasiones. Valdría la pena preguntar: ¿Por qué las personas rechazan más la encuesta del Sol de México y de Consulta Mitofsky?. Es interesante que GEA-ISA no publique su tasa de rechazo lo cual nos daría un panorama más completo. Aún con la omisión de este dato, podemos observar que en la medida que la tasa de rechazo es mayor, la ventaja de Peña Nieto aumenta en relación con sus rivales. 

Una posible interpretación de esta relación, es que las encuestas del Sol de México, Consulta MItofsky y GEA-ISA, pudieran ser rechazadas por personas que no quieren revelar su preferencia y que muy probablemente no votarán por el PRI. En ese caso, los que contestan estas encuestas, tienen que ser en su mayoría priístas que declaran abiertamente su preferencia. La consecuencia, es que se produzca una preferencia más alta por el PRI, simplemente por el tipo de muestreo que se realiza.  


Por otro lado, se observa que la tasa de no respuesta es más alta en la encuesta de Reforma en relación a las otras encuestas. Si es válida la hipótesis de que existen más votantes en las otras encuestas a favor del PRI, entonces se podría esperar que las personas con "no respuesta" representen un porcentaje menor, tal cual ocurre en las encuestas del Sol de México, Consulta MItofsky y GEA-ISA.  


Una última cuestión de importancia: la encuesta de Grupo Reforma tiene una muestra más amplia 1515 observaciones vs. 1000 del Sol de México y Consulta MItofsky y 1148 de GEA-ISA. En términos de variación porcentual, la encuesta de Reforma tiene una muestra 51.5% más grande que la del Sol de México, Consulta MItofsky y 31.9% más grande que la de GEA-ISA. En teoría estadística esto representa una ventaja importante, pues a mayor número de observaciones existirá una menor varianza. En otras palabras: la encuesta de Reforma debe ser más precisa.


Se dice que las encuestas son una fotografía del momento. Si esto es cierto, se debe tener en cuenta quien es el fotógrafo, cuál es la cámara y desde qué ángulo se está tomando la foto. Como referencia, en el caso de Grupo Reforma el fotógrafo es Alejandro Moreno (investigador del ITAM) especialista en temas de votación y responsable de proyectos como el Mexican Panel Study años 2000 y 2006,  indispensable para entender procesos electorales en México para que lo puedan comparar con los representantes de las otras casas encuestadoras. 

Como siempre el lector tiene la mejor opinión al respecto.


Update!
Checa el análisis y más sobre este tema con la Mesa de Análisis Político de Radio Oro con Iván Mercado del 5 de Junio.


No hay comentarios: